Spring 2016 news from Abrazo House

Noticias primavera 2016 desde Abrazo House

(en español abajo)

Happy Solstice to all!

Here in the sunny, rainy north of Spain, spring is a riot of green. Plants bursting out everywhere in wild profusion. The smell of fresh growth, the liquid gold of sunshine and birdsong. The enchantment and power of nature at its most vibrant. If there’s every any doubt in my mind that we humans must re-learn how to work with nature, how to be “on nature’s side”, as it were, instead of fighting against her (a fight we would inevitably lose, not least because, however much we seek to deny it, we are part of nature ourselves), then stepping outside for a while to sample the magic of Spring is enough to convince me again.

Yet, as we have discovered during the ten years of the Abrazo House project, working with nature is something that’s much easier said than done. Come Spring you still need to get out the weed-whacker (strimmer) or else you won’t be able to move for the plants choking every path. Nature knows what she’s doing, all right—but that doesn’t necessarily include making life easy for humans. And spring is the season when this becomes most apparent. There are always more jobs to be done. We’ve been harvesting winter crops like garlic, planting spring ones like tomatoes, weeding, fertilizing and maintaining our raised beds, making and applying biochar (a powerful soil improver consisting of finely ground charcoal soaked in a nutrient-rich tea)… Then there’s the building work: we’ve made a start on rebuilding our Playhouse whose west wall was collapsing due to humidity problems, as well as refurbishing the caravan and adding a “bender” (a dome made of hazel poles) and a treehouse to our collection of small structures. And that’s on top of all the usual indoor work that goes on in every season… the work of running a household, and our paid and unpaid computer-based work (including a doomed attempt at a weekly blog which stopped after the first issue because I was too busy doing other jobs).

This is all really an attempt to excuse myself for the fact that this Spring newsletter hasn’t materialised until the last week of Spring… But thanks to that delay I can tell you a couple of big pieces of news.

The first is that our project to build two new cob houses on another plot of land in the same village as Abrazo House is now, finally, due to start next month. We planned to start work in March, but we’ve spent the past few months entangled in the thickets of Spanish bureaucracy, trying to get building permission.

Also entangled was the plot of land on which we are going to build. It has been left pretty much to itself since we bought it ten years ago. During that decade, the trees we planted have grown to tower over us, but the land has also become unbelievably overgrown with brambles, to a depth of four metres in places.

Brambles are nature’s bodyguards, defending young trees from grazing animals. In time, the trees will grow up and shade out the brambles, but this could take decades; in the meantime we have a completely impenetrable labyrinth of thorns, reminiscent of Sleeping Beauty. Unfortunately we haven’t learned the magic spell for doing away with this, so we had to hire four sweaty guys with noisy machines to do the job. So much for working with nature!

Our other big piece of news is the publication of a new book, to celebrate the tenth anniversary of the Abrazo House project. When we started building Snail Cabin back in April 2006, we had a lot of dreams and very little idea of how much work it would take to realise them. (Though I’m not sure whether we have really learned our lesson, or else we probably wouldn’t be embarking on another house building project.) The book will give you a small taste of our experience over these ten years, through sweat, mud and tears of both joy and frustration. And it’s free to download from our website where you can also order a printed copy—or come and visit Abrazo House and get a signed copy to take home with you…

With best wishes for a delightful Summer,

Family Alcock-Garrido

AbrazoHouse.org

==============

Feliz solsticio a tod@s!

Aquí en el soleado, lluvioso norte de España, la primavera es un derroche de verde. Las plantas brotan por todas partes en abundancia salvaje. El olor a fresco, el oro líquido del sol y el canto de los pájaros. El encanto y el poder de la naturaleza en su aspecto más vibrante. Si alguna vez dudo de que los seres humanos debemos volver a aprender cómo trabajar con la naturaleza, como estar en el “equipo de la naturaleza”, por así decirlo, en vez de luchar contra ella (una lucha que inevitablemente perderíamos, entre otras razones, porque por mucho que buscamos negarlo, nosotros mismos somos parte de la naturaleza), entonces salir de casa para saborear la magia de la primavera es suficiente para convencerme de nuevo.

Sin embargo, como hemos descubierto durante diez años del proyecto Abrazo House, trabajar con la naturaleza es algo que es mucho más fácil decir que hacer. Cuando viene la primavera, tienes que sacar la desbrozadora de todos modos si no quieres que los caminos estén totalmente bloqueados con hierbas. La naturaleza sabe lo que está haciendo, sin duda—pero esto no necesariamente incluye hacer la vida fácil para los seres humanos. Y la primavera es la estación cuando esto se hace más evidente.

Siempre hay más cosas que hacer. Estamos recogiendo cultivos de invierno como el ajo, plantando los de primavera como los tomates, limpiando, fertilizando y manteniendo nuestros bancales elevados, haciendo y aplicando biocarbón (un potente fertilizante de suelo hecho de carbón vegetal molido, bañado en una solución rica en nutrientes)…

Luego hay los trabajos de construcción: hemos empezado a reconstruir nuestra casa de niños, que tenía graves problemas de humedad, también hemos estado remodelando la caravana y añadiendo una bóveda hecha de palos de avellano y una casa de árbol a nuestra colección de pequeñas estructuras. Y además hay el habitual trabajo interior que sigue en cada temporada… las tareas de mantener una casa y nuestro trabajo en ordenador, remunerado y no remunerado (incluyendo un intento fracasado de hacer un blog semanal que abandoné después de la primera edición porque estaba demasiado ocupado).

Esto es realmente un intento de disculparme por el hecho de que este boletín de primavera no ha materializado hasta el último día de primavera, el solsticio de verano… Pero gracias a este retraso, tengo un par de grandes noticias.

La primera es que, al final, nuestro proyecto para construir dos nuevas casas de cob en otra parcela en el mismo pueblo que Abrazo House va a comenzar en julio. Pensamos empezar en marzo, pero hemos pasado los últimos meses enredados en los matorrales de la burocracia española, para obtener permiso de construcción.

También enredado estaba el terreno en el que vamos a construir. Desde que lo compramos hace diez años lo hemos dejado prácticamente sin intervención. Durante esa década, los árboles que plantamos han crecido mucho, pero también han crecido las zarzas, hasta una profundidad de cuatro metros en algunos sitios.

Las zarzas son las guardaespaldas de la naturaleza, defendiendo los árboles jóvenes de los herbívoros. Con tiempo, los árboles crecen y quitan el sol a las zarzas, pero esto podría llevar décadas. Mientras tanto tenemos un laberinto de espinas totalmente impenetrable, que suena al bosque encantado de la bella durmiente. Lamentablemente no hemos aprendido el hechizo para acabar con esto, así que tuvimos que contratar a cuatro hombres sudorosos con máquinas ruidosas para hacerlo. Toma, a trabajar con la naturaleza!

Nuestra otra gran noticia es la publicación de un nuevo libro para celebrar el décimo aniversario del proyecto Abrazo House. Cuando comenzamos a construir Snail Cabin en abril de 2006, tuvimos un montón de sueños y muy poca idea de cuánto trabajo nos costaría realizarlos. (Aunque no estoy seguro de si realmente hemos aprendido nuestra lección, o bien probablemente no estaríamos empezando otro proyecto de construcción.) El libro te dará una pequeña muestra de nuestra experiencia durante estos diez años, a través del sudor, el barro y las lágrimas de alegría y frustración. Ya se puede descargar gratis en nuestra página web donde también puedes pedir una copia impresa, o si vienes a visitar Abrazo House puedes llevar a casa una copia dedicada…

Con nuestros mejores deseos para el verano,

Familia Alcock-Garrido

AbrazoHouse.org

Published
18th June 2016